miércoles, 8 de diciembre de 2010

Querido Mario, queridos SSMM de Oriente, queridos todos

Todo marcha bien y la navidad ya ha explotado; por méritos ajenos a mi voluntad, este año también he sucumbido a su causa. La nochebuena será distinta pero igual, el fin de año más de lo mismo con todo lo diferente que está por llegar, y SSMM Los Reyes Magos vendrán, como todos los años, cargados de novedades, este año, por variar, con más. Como no lo voy a poder contar todo, escasez de letras= repaso de entradas, me valen los días pasados para los futuros, sin tinto, sin comida y sin grandes bailes pero feliz como una perdiz. Queda pendiente el árbol de este año, lo sé, ha habido una disputa por la ubicación del elemento y hasta su resolución definitiva no podrá ser presentado a la concurrencia en condiciones óptimas.

Felicidades para todo el que las quiera, felicidades digo, que mis hormonas, de una forma u otra, bien parecidas todas ellas, por cierto, en cualquier formato de presentación, me acompañan todos los años y algunos lectores también. Pero antes de irme, y para terminar, D. Mario Vargas LLosa, debo decirle algo: una vez más, me rindo a sus letras y casi suscribo una a una las palabras de su discurso. Mejor declaración de amor, difícil encontrarla. Fantástico.


Y esto es todo que me voy un tiempo, árbol mediante.

8 comentarios:

Mamá Carmen dijo...

Tomátelo con calma, la Navidad desde el sofá con mantita también sigue siendo Navidad. Si te sirve de consuelo todavía no hemos "plantado" nuestro árbol tampoco. Un beso muy grande.

Simplemente yo dijo...

Bueno poco a poco cariño, no te estres. Nosotros este año tampoco hemos puesto nada y no se si lo haremos. Primero después de kiwi no tengo humor y segundo con dos torbellinos y mi megapanzón no podré controlar las bolas que rueden por el suelo...

¿Que no puedes comer? pues yo creo que los sandwix mixtos son una buena delicatesen navideña, no?

Besitos y no te apures, eso es lo de menos

coro dijo...

Gracias chicas. Pero os digo una cosa, mi espíritu navideño sólo está algo distinto, no peor, ni queriendo se tumbaría. Un beso enorme.

Alegría. dijo...

Te leí anoche, pero estaba tan cansada, que pensaba que en mi comentario estaría reflejado el cansancio. Hoy vuelvo, ¡muerta! ¡Ay que no puedo con mi cuerpo, y tengo un día por delante agotador y apuntando a "negrillo"!
Bueno, que no quiero dejarte de leer. Que todos estos días de sequía bloguera, los entiendo, acepto (no me queda ótra) ¡pero te echo muuuuuucho de menos! Pero mucho, mucho! Los sábados y domingos por la mañana son... diferentes, jajajajaja.
Descansad, disfrutad, hacéos a todos los cambios, y sed felices.
Un abrazo enooooooorrrrrmeeeeee, ahora que aún, no estás gordota, jajajajajaja.

Su dijo...

Un beso y tampoco te pongas con mucho tiempo que luego cuesta coger mucho el lápiz eh?

coro dijo...

Ay Alegría, cómo me gusta que me digas esas cosas. Un beso enorme. Y Su, sí, tienes razón, cuanto más dejas pasar, más pereza da la vuelta, un abrazo cocinera.

coro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Muñekita Cate dijo...

Tu blog está excelente, me gustaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambas con mas visitas.

espero tu respuesta a munekitacat@gmail.com

un abrazoo

Cate