miércoles, 16 de diciembre de 2009

Absolutamente entregada a la causa

No me concentro, lo intento y lo intento pero soy incapaz; tengo una explicación que no excusa: desde que recuerdo, mi actividad cerebral se ha venido parando el día 20 de diciembre para retomarla el 7 de enero. Ya fueran vacaciones escolares, ya universidad, ya incluso trabajo, que al trabajar por mi cuenta, me solía dar vacaciones desde nochebuena hasta el día 2 sin ir ni siquiera al despacho, y el resto de los días estaba únicamente en servicios mínimos o apagando incendios incontrolados. Pero ahora no puedo hacerlo, tengo mucho que estudiar y como le dedico más horas que al trabajo, se me acumulan encima de la mesa papeles pendientes e incendios permanentemente incontrolados. Es el maravilloso círculo vicioso del que he hablado tantas veces, ése de estudio-notrabajolosuficiente-meretraso-horror!!!!-noduermo-noestudio-notrabajolosuficiente... y así sucesivamente... si dedicara a trabajar las horas de insomnio que me produce no hacerlo, me estarían llamando de Harvard para que por favor, tuviera a bien dar unas clases este semestre dada mi dilatada experiencia profesional.

Luego está la navidad en sí, que sí, que me gusta, que me encanta dedicarle todas las horas que me de la real, mil? pues mil; doscientas mil? pues como ésas; un millón? venga, todo sea por la causa. La navidad me puede, me desconcentra para todo lo que no tenga que ver con cenas, comidas, menús, regalos, compras, sorpresas... Hoy por ejemplo, me levanto temprano y me pongo a estudiar a las siete y media, y qué he estudiado? o mata 0 (así trata al cero el panadero de mi madre al hacer la suma de la semana), cuatro páginas a lo sumo. Ay por favor! cualquier plan me vale, incluido este de escribir chorradas aquí. No sé si irme, quedarme, ventilarme, ponerme a estudiar de una puñetera vez o dejármelas largas.

Pastillas de retardo del espíritu navideño no habrá, no?

3 comentarios:

Simplemente yo dijo...

jajajaja Coro te leo y me veo!! ahora tengo miles de trabajos por corregir, evaluaciones, juntas... y no puedo estar mas de 5 minutos sentada!!

No se si habrá de esas pastillas pero si las encuentras avisa!!

coro dijo...

Laia, las inventamos??? venga, yo pongo el pico y la pala!

Mamá Carmen dijo...

Ahhh! Siento decirte que ya he llegado al final de ese círculo por esta vez! Sólo me quedan dos días para las vacaciones y ya llevo las secuelas de tanto ajetreo de las últimas semanas en mi cuerpo, me he levantado con un doloroso lumbago, así que disfruta del espíritu navideño cuanto puedas (mejor entremedias de otra cosa) para que te relajes y no lo acumules hasta el final.

Un abrazo.