jueves, 7 de enero de 2010

Regalos, promesas y rastros

El día de Reyes debería caer siempre en miércoles. Al día siguiente siempre sería jueves y aunque se hayan acabado las fiestas, probablemente las minivacaciones o por los menos los días de bajo rendimiento cerebral, es jueves y por supuesto, los jueves… jueves son. No se puede terminar mejor la navidad ni empezar con más ganas que un jueves. Es un día fantástico, ya no puedo repetirme más, lo sé.

Así que el día de Reyes no tendría que ser el día 6, debería ser el primer miércoles después de año nuevo, y debería celebrarse en todo el mundo mundial: es un día irrepetible el resto del año, es más, es irrepetible año a año; cada seisdeenero me cae algo nuevo, que nunca había tenido antes y que disfrutaré a lo largo de los días siguientes, de todo el año, de muchos años en ocasiones. Insisto, ONU querida: día de reyes universal ya.

En mi casa, yo no tuve en cuenta la crisis en exceso porque sabía que mi in-law la iba a tener tan, tan, presente que lo iba a hacer por los dos. Así fue, mis regalos por su parte este año fueron de medio pensionista pero igualmente me han hecho mucha ilusión, conociendo sus habilidades más todavía: es incapaz de saber qué llevo puesto o qué llevé ayer, o qué me sienta peor o mejor, él sabe que le gusta o no cuando me tiene en frente, ya sea chándal, ya lentejuelas, ya cocinera… o bien o mal, y a veces, también regular. Por eso que él le encargue a SSMM cosas de vestir o complementos me flipa, y así estoy, flipada con sus sorpresas. También me han apuntado, imagino que sabiendo lo que me gusta ha sido más bien idea de mi preferidoGaspar, a un curso de cata de vinos. Es decir, no me han traído el súper robot de cocina que pedí como regalo estrella pero me han prometido que ya habrá años mejores, y mira, viniendo de ellos me lo creo to-do, con esto me basta.

Luego en casa de mis padres, de mis políticos, hermanos… ha sido un festival de libros, música, minimáquina de coser, cosas para la cocina… Todo muy práctico, como me gusta, me surten los fines de semana de planes y esto es muy de agradecer. En fin, como decía al principio, lo bueno de SSMM no es sólo que vengan, que también, sino que dejan su rastro muuuuuuuucho tiempo, todo el que se quiera, ya sólo en mi memoria será imborrable.

5 comentarios:

Françoise dijo...

Es increible como te siguen sorprendiendo... cada vez que cuentas de tus regalos de cumple, de aniversario, de reyes o de lo que sea, yo me digo... no pero bueno, que puede haber mejor que eso???
Y siempre siempre hay algo MEJOR!!!!!!!
Que suerte tienes!!!!! te felicito!!!!
y me uno a ti a la campaña proreyesdiamundial! ;)

antonio dijo...

¿Donde hay que votar para apoyar la moción ? :-). ( Preparando pancartas )

Meli dijo...

Yo también me apunto a esa campaña!!! Viva el día de reyes, es muy mágico para mí. Me pongo hasta nerviosa como una niña pequeña jajajaja.

Alegría. dijo...

coro, con tus entradas, vengo a recoger parte de lo que tuve y no encuentro... Me gusta leerte e imaginarme, que tú, soy yo... ¿Qué tontería, verdad? ... pero me hace sentir bien...
Un beso grandísimo.

coro dijo...

Alegría, eres un sol, y no, no es ninguna tontería, a mi a veces también me pasa. Un beso enorme a mi lectora más aplicada, así da gusto escribir!!!