sábado, 6 de diciembre de 2008

Los echo de menos

Vengo de comer en casa de mis padres, hoy no han podido venir ninguno de mis dos hermanos, y la verdad es que me ha dado pena; nosotros somos unos hermanos atípicos, yo no los suelo llamar por teléfono entre semana, ni quedamos para tomar algo algún día... nosotros nos vemos en casa de mis padres, me llevan cinco y cuatro años, respectivamente. Ese es el punto de reunión. Si no los veo los sábados que vamos a comer... me falta algo, y sí, realmente los echo de menos, supongo que de una forma atípica también, sí, pero los extraño. Los quiero mucho, mucho.

2 comentarios:

Françoise dijo...

No todas las familias tienen porque ser iguales... la mia tambien es un poco particular lo cual no significa que no sea una hermosa familia... yo extrano montones a mi hermano, el viernes cumplio años y no lo encontre por ningun lado... esta sin celular y nunca esta en casa... es la primera vez que no hablamos en el dia de su cumple!!! tengo un hueco profundo en el corazon!!
Q suerte que los ves tan seguidos y eres tia?? me imagino que si!!!
besotes

coro dijo...

Francoise: por supuesto que no son iguales y son bonitas también, claro que sí, acostumbrada a vivir en una poco típica, no sé si me acostumbraría a otra, la verdad, y eso para mi es lo bonito. La que tengo, es, no puede ser otra y me encanta pertenecer a ella. Entiendo perfectamente esa sensación de hueco que describes porque estoy segura que me pasaría igual... fuerza querida!
Soy tía, síiii, de un niño precioso que cumple un añito el 23 de diciembre, así que este año, celebramos nochebuena imagínate cómo. Los veo cada quince o veinte días pero ahora llevamos como un mes sin vernos porque un día no puede uno, otro ... por eso ayer al llegar escribí cuánto los echaba de menos. Uf, qué largo me quedó. Besos mil.