lunes, 1 de septiembre de 2008

La rentreé

El regreso vamos a decir que ha sido pacífico. Sin agresiones, sin daños colaterales, nadie ha resultado lesionado, no me he peleado con nadie ... mira, que he vuelto al despacho y a esta hora ya puedo decir que he sobrevivido al primer día. Las vacaciones pasarán a mejor vida, que descansen en paz. Les he hecho un buen hueco y les he reservado uno de los mejores sitios, con vistas, así que sólo tengo que cerrar los ojos para volver a verlas... no está tan mal después de todo.
Empiezo con ganas y para mi eso sí es una novedad. Tengo ganas de disfrutar de este otoño, tengo muchas esperanzas puestas en él...

2 comentarios:

Mamá Carmen dijo...

Saludos Coro, me he leído de un tirón tu recién estrenado blog y espero que sigas con él. Me he visto reflejada en las comidas familiares (aunque ya nosotros no las celebramos mucho y menos las que involucran a tíos y primos porque somos tropecientos), en la idea de tener una huerta (me encantan las verduras y la idea de cultivarlas, ya lo he hecho alguna vez en macetas pero no es lo mismo) y en esa energía que pareces tener y que a veces a mi me falta.

Ya tienes a una lectora más en tu blog.

Un beso.

coro dijo...

Ay Carmen, cómo te agradezco tus palabras. Te he encontrado hace muy, muy poquito y también me leí de un tirón tu blog porque como creo que ya te dije, me encantó. Quién me diera a mi tu energía, quiero que sepas que en algunos de tus post, esa energía traspasa la pantalla!

Muchos besos y gracias por pasarte.