lunes, 30 de agosto de 2010

Acontecimiento no interplanetario.



Me encanta que se acabe el verano, y eso que me gusta mucho; empezar a notar más frío, pensar en el invierno no me deprime nada, el otoño me entusiasma... vale, sí, a todo sí, pero, sin duda, lo mejor ya está aquí. Por primera vez desde que recuerdo, gracias a la temprana incorporación a la vida cerebral el día 17 de agosto, este año, el primer día de septiembre o los dos últimos de agosto no me planteo tirarme del pino mayor a primera hora ni lloro desconsalada por las esquinas. Qué alivio tan grandísimo, tengo un recuerdo lamentable de mí misma a estas alturas. Comprendo que la importancia de todo esto es ciertamente nula para el el planeta tierra. Para mi es la pera.

5 comentarios:

Marite dijo...

Estoy contigo, prefiero el fresquito... Ahora solo queda esperar algo menos... Bss

Alegría. dijo...

Hace mucho tiempo, que no disfrutolos veranos. Diría, que desde que pasé a la edad adulta.
Me encantan el resto de estaciones, a no ser, que vienen unidas a urgencias escolares.
Magnífica fotografía.
Un beso.

coro dijo...

Aquí hoy fue un día de fuego, no recuerdo un final de agosto tan caluroso, mañana parece ser que volvemos a la normalidad, que sí, que ya apetece. Gracias a las dos y un abrazo

Françoise dijo...

ya llega mi otoño querido :):) como lo disfruto!!!
eso si... que no llegue el invierno por favor!
Como vas linda???? venia a saludarte y a dejarte besitos!

coro dijo...

Holaaaaaaaaaaa Fran, qué alegría tenerte por aquí, ya ves, voy yendo, con muchas ganas del otoño también, Un beso grandísimo muñeca!!