domingo, 7 de marzo de 2010

Gracias

Me dicen en mi entorno que tengo don de gentes y soy sociable, yo insisto en que más bien tímida... les da la risa, y lo cierto es que lo digo confundiendo extraversión o movimiento del ánimo que sale fuera de sí por medio de los sentidos -genial definición de la RAE- con ser reservada en palabras. No soy tímida soy de salir para fuera sin hablar. Efectivamente, extravertida, me relaciono más con los sentidos que con las palabras y por eso no me gusta contar nada de mi, decir nada sobre mi, aludir a mis historias... me gusta sentirme cercano con una caña y unas aceitunas riéndonos de janeiro, un paseo por la playa, oír el mar... sin necesidad de contar cómo me siento o estoy, no necesito contarlo. Sé que suena imposible o impostor pero así soy, no me reconforta hablar de mi, ni de mis problemas, angustias, preocupaciones, me reconforta la compañía, con risas o lloros, estar o permanecer, no hablar. Igual por eso existe esta casa a modo de desahogo pero solemnemente puedo decir y digo que las veces que me da por contar al día siguiente me arrepiento, en general, incluso aquí.

Y por qué todo esto. Ayer me ha mandado Melicienta un premio vip, precioso en cualquier caso por premiar la sensibilidad que ella me ve; invita a explicar siete características de uno mismo, y creo que lo que más me define a grandes rasgos es precisamente eso: extrovertida reservada, se puede ser más complicada?, sí, sí, claro:

1. Me intranquiliza la muerte. Básicamente la de mis baluartes en la también gráfica acepción de la RAE de amparo y defensa; la de tres personas me intranquiliza pero también la mía propia. El después.

2. Extrovertida, abierta, rompehielos... pero absolutamente cerrada a contar mi vida. Tanta reserva doy que tanta exijo en mis amistades. Sigo la máxima: lo que no quieres que se sepa, no lo cuentes. Evidentemente, sólo con lo que precisa ser reservado. Soy capaz de reservar lo propio y lo ajeno pero también soy consciente de cuánto poco se reserva por ahí fuera.

3.Cómoda, muy cómoda. Excesivamente cómoda y a veces hay que moverse o no se sale en la foto. El lado bueno? me adapto por pura comodidad así que doy poco o nada el coñazo al prójimo consiguiendo incluso ser feliz.

4. No sé decir NO. No me vino de serie o no me lo enseñaron cuando aprendí el sí y esto trae muchos problemas, sobre todo conmigo misma, y compromisos y rollazos... Lo anterior se une con ser amable en exceso.

5. Casera hasta convertirme en sillón verde: me mimetizo con su entorno/color/situación y me puedo pasar horas y horas y horas sobre él, con una manta, con historias entre manos u ojos, novela, tele, todo es posible en mi sillón verde.

6. Me gusta el tinto a rabiar, tomarlo sola, en compañía, un día bueno, uno malo, siempre... tinto forever. En general, lo que me gusta me enloquece: tinto,charlas, familia,mar...

7. Y por último el peor: dejada, no físicamente porque la palabra presumida se inventó para personas como la menda, soy dejada psicológicamente: cuando alguien no se esfuerza en agradar, ni me molesto. Cuando tengo que enfrentarme con alguien para algo, no inicio la lid. Cuando un tema de trabajo se me atraganta: procastino y procastino desde el indicativo hasta el futuro... así hasta el infinito.

De las virtudes he descubierto que descubrirlas no es soberbia, es conocerse. De mis defectos, he aprendido que ninguno es grave pero son defectos: unos trato de combatirlos, por destructivos; con otros decidí convivir e incluso me han dado grandes satisfacciones o momentos impagables: el tinto y mi reserva, mira, hasta tienen que ver, já; el tinto porque es el tinto y el tinto tinto es y, mi reserva porque hasta me alegro a veces de emplearme a fondo con ella después de sufrir oyendo cómo la gente cuenta la vida de otros y la interpreta, e incluso la juzga, sin pararse a pensar en las consecuencias de contar, de interpretar, de juzgar algo ajeno... y porque para juicios... ya tengo el día a día. "Pleitos tengas y los ganes", por eso yo ya no me meto en batallas perdidas, en discusiones bizantinas, en justificaciones no pedidas. Lo intento, al menos. Ciertamente, asumo como soy, imperfecta pero llevable.

Ah, que me olvidaba, no siendo nadadenadadenadadenadadenada de premios y tal, podría hablar de mis blogs vip, pero igual no acabaría nunca; he de decir que algunos de ellos ni se enteran de que lo son porque soy leyente practicante, comentarista o no, por eso no saben de mi existencia y el premio es simbólico; otros son comunes a los premiados por eso ya no los menciono; en fin, que hoy, y a modo de ejemplo, algunos de mis blog vip y que acabo de leer son a las tres de la tarde, por cocinar, ser, estar intensamente; el blog de anna por existir; webos fritos, por ser mi manual de cabecera, http://lesuperblogsecret.blogspot.com/ por sus fotografías, y francoise por ser mi debilidad; a qué saben las nubes, por vivir y cocinar tanto y tan a gusto; molinos, por aplicar el sentido común al sentido del humor, y viceversa; emociones imprecisas, por el mar que respira... hay más, afortunadamente muchos más, pero igual se hace muy largo.

6 comentarios:

Françoise dijo...

Con eso de "extrovertida" me haces acordar de mi mejor amiga, ella es asi igualita, Detesta hablar de su vida, de sus problemas, de sus cosas, pero es muy sociable, le encanta estar con la gente "riendose de janeiro" como tu.... a lo cual puedo tal vez deducir que eres una gran oyente :)
Gracias por pensar en mi, querida mia... me hace mucho placer saber que a pesar del poco tiempo para bloggear, nuestra afinidad sigue intacta (al menos para mi) pues yo siempre te tengo presente a ti tambien.
Y auqnue no hacia falta leer todo el post para saberlo, da gusto leerlo para asi confirmar la bellisima y gran persona que eres.
Un abrazo muyyyy grande!

Ana Segura dijo...

Coro, muchísimas gracias por dejarme el comentario. Son varias las personas que me han dicho lo mismo que tú. Hemos probado con los navegadores y parece que el problema no está ahí. Hoy he recibido otro comentario y me dice que si no sitúa el ratón en esa parte no le deja pasar a comentar. Yo en realidad no se lo que sucede. Si puedes ser más específica dime exactamente qué es lo que te sucede cuando quieres dejarme un comentario, dónde pinchas, qué color aparece de letra. Por favor, dímelo para poder arreglarlo, mi blog se alimenta de vuestras palabras y estoy observando que hay muchas visitas y pocos comentarios y pienso que hay algún problema.
Estamos ahí Coro, al pie del cañón siempre.
Nos leemos, gracias por pasar, te dejo un fuerte abrazo.
Ana

coro dijo...

Fran, gracias una y mil veces más, aquí cerquita seguimos, estamos.

Ana, ya te eché el rollo en tu blog, hoy ya pude hacer comentarios.

Un abrazo enorme a las dos.

Meli dijo...

Me ha encantado leerte, que afortunada soy por participar en postaleros, por conocer a personas así como tú...gracias un abrazote.

Alegría dijo...

Yo esperaba, algún día, una sorpresa que no lo es tánto, como la de hoy... No por esperarla, me ha hecho menos ilusión: al contrario. Hoy especialmente, me ha venido muy bien. GRACIAS.

coro dijo...

Meli, a ti.
Alegría, a mandar!
Un abrazo para las dos.