sábado, 27 de febrero de 2010

Zafarrancho

Llueve en vertical, horizontal y oblicuo; todo esto y tan así llueve. Llueve casi, casi, como no he visto llover nunca, y mira que aquí ver llover, lo que se dice ver llover, se ve por kilos. El viento arrecia de una manera que hace que el agua se traslade horizontalmente, in-cre-i-ble. No me puedo concentrar con la comparsita que están componiendo Viento y Lluvia, he ido a por mis tapones pero el espectáculo es tal que ni con ésas logro poner el ojo en su sitio.



Hoy hay alerta roja de todo: lluvia, viento... Lo que viene siendo un completo. Más hacia el mediodía, parece ser, pero cierto es también que mirar al cielo, ahora ya, "mete medo", mi vecina dixit. Un fenómeno paranormal recorrerá mi costa, y mil costas más, e interiores... hay locura colectiva: mi vecina se ha ido pitando a la ciudad, mi padre me insiste en que no vayamos hoy a comer, en la prensa avisan cierren ventanas y puertas, no salgan de sus casas... No sé si se han pasado de previsores pero a mi me han logrado acojonar: hoy no me sacan de casa ni los GEO. Tenemos provisiones, lecturas, planes de choque varios (pelis, series, partidos) y una perra que cuando le abren la puerta para salir dice que salga pujol y se da la vuelta toda ufana... Lo dicho: todos a sus puestos, zafarrancho de combate!

4 comentarios:

Simplemente yo dijo...

¿Cómo fue al final Coro?¿Estáis bien?

Besitos

coro dijo...

Laia ahora aparece la fecha correcta del post, salió la del miércoles ni sé por qué, pero estamos ahora en el fenómeno atmosférico a pleno rendimiento en estos mismos momentos, así que ya te contaré, de momento: a resguardo pero a gusto. Un beso guapísima.

Mamá Carmen dijo...

Espero estén bien por ahí, en Canarias ya hemos tenido tres alertas en este mes, y la peor fue la primera. Por mi zona no ha sido tan grave como en otras. En casita se está mejor.

Un beso.

Meli dijo...

Estuve en Santander cuando el temporal de viento, al final llegó por la noche, y no fue nada grave, nosotras salimos a cenar (que osadas), y si que hacía mucho viento, había contenedores por la carretera, pero se llevaba bien y fue mucho más la alerta, pero mejor prevenir que curar.