sábado, 20 de febrero de 2010

Estrategias de marketing

Tengo un padre maruja. Sí.

1. La de la frutería se dirige a él por chulo/cariño/chuli... para el descojone generalizado de mi familia, él incluido.

2. Coge dos números seguidos en la charcutería por si está en otro sitio y se le pasa.

3. Es más, coge dos números no seguidos por si acaso se le pasa y aún puede reenganchar con el siguiente número.

4. En la plaza, cuando va a por pescado allí o incluso a la lonja, empieza preguntando el precio del que se le ocurre, no el que quiere llevarse, y cuando parece que se va, entonces ataca: a cómo está hoy el rape? tachannnn... ese día se come rape en su casa.

5. Tiene estrategias de horas punta, salidas de colegios, tácticas de festivos... Días y horas hábiles para ser exactos.

6. Eso sí, mi maruja es todo un gentleman, además de ir siempre como un pincel a hacer sus compras, cuando llega a la casa que viene todos los veranos en la playa, rápidamente acude al súper donde va a hacer los encargos de pescado, saluda a las vendedoras y les anuncia que hará pedidos como todos los años. Y cuando se va en septiembre, vuelve a despedirse y a agradecer el trato y el pescado. Dice que procura hacerlo delante del jefe para que ellas se queden contentas porque eso sí, le encanta agradar a mi maruja.

7. Maneja las colas a su antojo: cuando alguien se le cuela, le dice muy bajito, perdona no te has dado cuenta pero estaba yo, sin protestar ni armar zapatiestas, no soporta la falta de orden. Y por supuesto, cola que decide tomar para pagar, cola que atasca, se queda sin papel, loly esto no va, hay que avisar al encargao... mano de santo.

Es tan gracioso tener un mari por padre.

6 comentarios:

Mamá Carmen dijo...

Pues si que es maruja, pero debe ser un gozo tratar con él.

Un saludo guapetona!

Simplemente yo dijo...

¿Te dije alguna vez que me encanta tu padre?? que amor por favor!!!!!!

coro dijo...

Sí, la verdad es que es la pera mi marujita favorito. Besos a las dos

Su dijo...

Ja, ja ! buenisimo! y además eh comprobado que yo misma soy mucho mas maruja de lo que pensaba!!!

Ainhoa dijo...

Y no da cursos de marketing? Porque a mí lo de ser maruja se me da de mal...

coro dijo...

Por qué crees Su que se me ocurrió escribir sobre mi musa(o) de marketing, porque me sorprendí el otro día en el súper poniendo en práctica sus estrategias, tal y como se las he visto hacer miles de veces!!!!!!!!!
Ainhoa, son muchas horas de observación pasando en ocasiones apuros... no te compensa!!!