domingo, 27 de diciembre de 2009

Quién sabe

Ya el año pasado fue una nochevieja distinta. Desde hace algunos años me dí de baja de las nocheslocasdefindeaño: ni me volví a subir a un taconazo, ni me vestí un vestido negro más esa noche, ni pelos, maquillaje ni nada más especial que ir bien vestida y peinada a cenar. Plan tranquilo pre y post 31 y, sobre todo, traquilísima mañana del día uno sin un alma en la playa. No me mata esa noche es verdad, así que no le pido nada y espero menos.

El 2008 lo despedimos con mis padres, hermano, abuela y nadie más, esto fue lo raro porque normalmente siempre habían estado los-de-alao (tíos y primos que viven puerta con puerta y que llamamos así desde que recuerdo), pero el año pasado una de ellas estaba recién parida y se fue su familia a su vera. Total que fue distinto y resultó genial, bailamos mucho y muy bien, madre incluida poco dada al dance. Divertida, muy divertida para mi sorpresa.
Este año 2009 cambiamos de casa, familia, e incluso de plan post uvas. La cena será con muchas personas, muchas de las cuales no trato a menudo, y pasará sin darme cuenta... cuando hay mucha gente además de caos se genera velocidad, normalmente propiciada por las féminas adultas prestas a recoger platos de la mesa a la voz de already, aún con la comida en el plato, bandeja o, casi, casi, boca; es un mal endémico de las de la época de mi madre, en un principio creí que era mal de las hermanas de mi familia materna pero, una vez conocí más especímenes/ hermanas, me dí cuenta de la generalizada costumbre de apurar al personal para que coma sí o sí y, sí, más rápido, por las uvas. Ya no pasa entre las de mi edad, ya me quedé más tranquila cuando lo descubrí.

Así que cena en casa distinta, con personas diferentes, bastante más sanos que en mi familia dicho sea de paso y, después, fiesta años 20 en casa de unos amigos que, cuando lleguemos, lo mismo ya no los encontramos; cenan tres parejas con cuatro niños en una casa, todos muy divertidos y con muchas ganas de pasárselo bien... pues eso, que igual llegamos y no los vemos, quiero decir, no nos ven. No sé qué nos deparará la nochevieja este año pero siendo distinta a todas las pasadas, ya sólo por eso, me apetece. El resto, que chova como dice mi padre. Ahora, eso sí, dejo mi promesa por escrito: me planto en tres... no hay churro ni playa más agradecida que la de año nuevo, claro que tampoco resaca peor.
Ya avisé a los organizadores del evento: ¿un karaoke y un gin tonic?... peligrosísisiisisisima me vuelvo... soy?

En fin...feliz año 2010!!!

4 comentarios:

Françoise dijo...

Yo me apunto a lo del karaoke ;)
Pues bueno, mira que algo es positivo, terminar y empezar el año con cosas nuevas renueva el ambiente y las energias!
Yo por mi parte te dejo un abrazototototote enooooormeeeeeeee!!! espero que el 2010 sea cien millones de veces mejor que este 2009, que logres muchos objetivos y alcances muchas metas, que seas feliz, que la prosperidad te acompañe cada dia y que sonrias cada segundo!!
Todos mis mejores deseos para ti mi Corito bella, tambien para tu familia divina y todos los que te rodean!!!!
Un beso grande y mil gracias por estar siempre ahi!!!!

coro dijo...

Françoise muac!

Meli dijo...

Feliz año Coro, y muchísimas gracias por tus ánimos, de verdad que aunque no lo creas me aiman muchísimo tus palabras. Que el 2010 llene cargado de cosas buenas.

coro dijo...

Meli, remuac!!