domingo, 13 de diciembre de 2009

Cosas otras

Soy sociable, soy muy, muy sociable. Me gusta la gente y hablar con la gente, relacionarme, conocer, romper el hielo no me supone un gran problema y conversar, sonreír, preguntar a otro individuo, ser vivo en general no sólo humano en particualr, me resulta natural, casi, casi como andar. Peeeero... con todo y eso reconozco que soy una sociable insociable.

Sí, y por qué lo digo ahora, pues porque acabo de ver en el telediario que uno de los placeres para muchas personas es irse a burbujear en piscinas rodeado de personas, dice el gerente de una de ellas que la gente busca tranquilidad y un rincón donde perderse y hasta se les ve estupendamente a remojo pero, en mi caso, meterme entre burbujas con seres que no conozco no me aportaría tranquilidad alguna ni un rincón donde perderme. Más bien al contrario. Pueden llamarme seta si lo desean, porque en este caso soy una auténtica acólita de esta seta... Un domingo por la tarde ir a una cafetería? Quedar para vernos? Ni los GEO me sacan de mi reducto. Por esto pienso que soy sociable a medias porque comentado con amigos, a casi todos sí les parece que podrían llegar a sentir tranquilidad y perderse entre burbujas, así sea con mil personas y sí tienen planes que les divierten en grupo los domingos tarde; sin embargo, para mi tranquilidad, mi rincón y mis domingos, sólo necesito silencio, 0 personas, 0 ruidos, libro bueno entre manos, me vale también mimúsicapreferida, chimenea encendida, peliculón, paseo por la (mi) playa diaria sin un ser vivo a la vista, salvo mis chichos y, si acaso, mi in-law. Con los tres me plantaría si Mayra me preguntase en el 1,2,3.

Luego, hay viernes fiesteros, jueves de cañas mil, nochesbuenas, mira S. te presento a un colega tuyo, hoy vienen a cenar una pareja amiga, nos ha tocado en la mesa 12: hola me llamo, y tú, de dónde eres, yo de aquí pero ahora vivo en un pueblito... Pues éso,otras cosas...

2 comentarios:

Simplemente yo dijo...

Coro no es que seas antisociable, es que necesitas también tu sitio y tu espacio, no todo el mundo se relaja igual.

Disfruta de tu tarde de domingo

Ainhoa dijo...

Ay Coro, será la edad? (no te llamo vieja, que tenemos los mismos años!!). Creo que cuando uno va madurando cada vez necesita más un poquito de privacidad, espacio propio para lo del spa, para los domingos y para alguna otra cosa.