sábado, 12 de diciembre de 2009

Allá van...



Bueno, pues ya están de camino mis postales para los postaleros de Mirichán, suena a ejército, já. Me estreno este año de una manera algo distinta porque decidí tirar por el camino de lo que me gusta y no por lo tipicamente navideño, sólo en la forma eh? que el contenido es felicitadero 100%. Es curioso pero me da un poco de vergüenza entrar en algunas casas desconocidas hasta ahora para mi; a través de las virtuales me resulta más fácil, incluso escribir algún comentario, pero llegar a las casas físicamente en formato postal confieso que me ha dado algo de apuro, como cuando entras en una casa cuando están comiendo o a la hora de la cena y dices toc, toc, se puede?. Espero haber cumplido el objetivo de doña Mirichán, ella con su iniciativa ha cumplido el mío con creces: sumar siempre, en la medida de lo posible; nunca restar, lo cual es una suerte porque nunca se me dio bien ir para atrás.

5 comentarios:

Simplemente yo dijo...

Que bonita iniciativa!!! tienes razón entrar en una casa bloger es mucho mas sencillo.

Besitos navideños

Ainhoa dijo...

Yo ando con retraso y estoy igual que tú, preocupadilla por entrar en ciertas casas.En la tuya me da menos reparo ;-)

Miriam dijo...

Lo bueno es que son casas de amigos, o de amigos de amigos. Y mira, alguna vez habría que romper el hielo ¿no dicen que estamos de cambio climatico?

Empezaré a revisar mi buzón compulsivamente...

Miri

coro dijo...

Pues sí, Laia, por eso me apunté, es una iniciativa muy divertida; y sin duda Ainhoa en tu casa siento que he entrado hace tiempo; ahora con las demás, ya he roto el hielo, Miri y, de paso, he conocido otros blogs muy interesantes!!!

Meli dijo...

Hola Coro, a mí me está pasando igual, que me está dando apuro también, y el que direis de mi postal, de lo que os diga... y todas esas cosas, pero hay que darse una oportunidad y seguro que la experiencia resulta más que bonita, además estoy conociendo unos blogs estupendos,me ha encantado pasarme por aquí, volveré!!.