viernes, 2 de octubre de 2009

Independence Day o ... lo mío

Me encantaría ser invencible. Bueno igual invencible sólo es superman pero sí ser difícilmente batible. Y esto lo relaciono yo, además de con ser fuerte, resistente y la pera, con ser independiente. Sí, soy dependiente emocionalmente y me fastidia porque me convierte en vencible. Lo dicho: me encantaría ser invencible e independiente.

No lo soy. Ni una cosa ni la otra. Soy in-law adicta. Cuando se fue a Japón por trabajo y estuvo díassssss fuera creí morir. Fue bochornoso, ciertamente. Sólo había organizado planes divertidos, esos que en pareja no son posibles, digo en mi pareja, porque o no son amigos comunes, o le parecen un coñazo, o son reuniones de mujeres cuando sólosomosmujereshablandodecosasdemujeres, o son pelis de llorar, sex at the city, gilmore girls... en fin, mis básicos. Y luego, llegó el día y no hice nada de nada de lo previsto, lo anulé todo y me quedé en mi casa, con mi chicho y mi tinto, -osssssssss vale, y no quise saber de planes.
Volvió, lo recogimos chicho y yo en el aeropuerto, mucha emoción, qué me traes, cuánto me quisiste más o menos, los dos aquí te echamos de menos un poquito, já, si va a resultar que al final me quieres, me decía, será !!!!!!!!!!!!!!
Nos fuimos a Roma al día siguiente de que llegara porque teníamos una escapita preparada tiempo ha, pero al volver a casa y a la rutina... adiós, todo igual que antes, atrás quedaron esos días doentes como se le llama en esta casa a los días llorosos... Volví a ser una independiente engañada o imposible que creía tener planes alternativos, divertidísimos, estupendos... al margen de mi in-law. Já again, que no digo yo que algunos planes estupendos withoutinlaw existan, que sin duda sí y me divierten mucho pero... que no tía, que independencia emocional y tú, sois antónimos!

Me encantaría sentir lo mismo pero sin punzada o vuelco cuando se vaya a Japón o a la conchinchina, es decir, vivir no dependiendo de sus palabras tranquilizadoras, vivir pensando que todo lo malo lo vas a tener que solucionar solita sin consejos ni recomendaciones, vivir creyendo que has hecho algo bien sin el pepito grillo que te dice ojo! que igual no está tan bien como crees, y encima tener que darle la razón...vivir pensando que llegar a casa y que no esté no es malo ni bueno ni todo lo contrario... En fin, cosas.

3 comentarios:

Françoise dijo...

ay cariño como jode eso no??? y lo peor es que yo era la supergirl, la que todopuedesolanonecesitoayudadenadiedejenmeenpazqueyopuedo! y ahora mjjjjj ay no no no, yo sin este me muero!! no puedo hacer nada!! parezco idiota!!!! lo necesito, es como el aire, el sol, el agua para mi!!! te entiendo a la perfeccion!!!
Pobres de nosotras!!! habra que hacer algo, no?
Besotes dependientes ;)

coro dijo...

Algo sí, a una independiente de pro como yo se le ocurren muchos planes, já. En fin Françoise, un beso.

Ainhoa dijo...

Ay pues aquí andamos en crisis entre otras cosas por algo parecido a lo que cuentas. Mi in-law dice que dependo demasiado de él. Creo que no es cierto porque en nuestro caso la que viaja soy yo y sin el más mínimo problema. Lo que pasa es que cuando estamos juntos parece que no sé hacer nada sin pedirle su opinión y salgo sola sí, pero...
Será el amor?