sábado, 8 de agosto de 2009

Viejas costumbres...

Que sí, que la inspiración nocturna del otro día tiene sentido. Hoy más todavía. Acabo de llegar de cenar con unos amigos en un sitio precioso, una terraza en la ciudad entre muros de piedra y luces chiquititas, bien cuidada y con una noche de verano 10; luego fuimos a por un daiquiri delicioso y vinieron un par de amigosdemisamigas que no, no son mis amigos a pesar de lo que decía la canción.
Después de saludar convenientemente a los chichos que nos esperaban en la puerta con una cosa...como si hiciera un año o dos que no nos veían, he subido para dormir y en seguida me vino a la mente una antigua práctica habitual: desmaquillarme a la vez que me contaba cómo había sido el día... Hoy, después de mucho tiempo, pensé en recuperar una costumbre sanísima: escribir en una libretaanual como lo hice tantíssiisisiisisiiimas veces hace muchos años. No soy capaz de releer esas libretas pero hicieron su servicio durante mucho tiempo; nada más meterme en la cama, con la toallita desmaquilladora en una mano y el bolígrafo en otra, escribía; si era un viernes o un sábado a las mil de la madrugada, pues también. Hoy, podría ser ésta la hoja x de la libreta'09, inexistente claro, y tengo que contar cosas poco importantes, es verdad, como las que contaba entonces.

Esta noche he estado con el representante más representado del famoso conjunto vacío; ya puedo descansar tranquila: he conocido a su jefe supremo, vaya, vaya, vaya... Recordarme que me de de baja del clubdelconjuntovacío al que quería pertenecer estas vacaciones... me apuntaré al del conjunto en blanco, igual tiene más neuronas.

Pero no es esto lo importante de hoy. Este sábado vamos a la boda de una niña que es un cielo, tengo especial debilidad por ella y la a-do-ro. Es la íntima amiga de mi cuñada y ha conseguido tocarme el corazón desde el día 1 que la conocí hace muchos años. Nos invitó a su boda a toda la familia e iré con el regimiento de in-laws en perfecto estado de revista, iremos, contentos como cucos.

1 comentario:

Mamá Carmen dijo...

Vaya, lleva usté una vida social muy ajetreada!! Lo de la libreta estuvo en mi mente durante mucho tiempo y otras tanta se intentó, pero no cuajó, y mira que lo intenté. Según dicen es una costumbre muy sana!!

Un beso y que lo pases muy bien en la boda, yo me voy a ver a mi Manolo García esta noche (y yo sola, será una prueba de fuego).