domingo, 19 de julio de 2009

Siesta generalizada

Hoy sí, caí en la tentación y dormí la siesta. No me quise tumbar para que no fuera muy larga y me medio senté, luego estaba tan incómoda que me tumbé y por fin... dormí como un lirón...


Claro que no fui la única... por aquí hubo unas horas que nos dimos de baja del mundo unos cuantos, algunos muy apiñaos...



Nos depertamos con aplausos y griteríos al líder del Open Británico de golf, por un momento, creí que me azuzaban para no seguir en el otro planeta pero regresé y constaté que no se dirigían a mi; lo bueno fue darse cuenta que aún me quedaban horas de asueto, sol, y buen humor!!! igual por esto aplaudían, se felicitaban por la novedad de levantarme bien después de la siesta, bueno, no tiene mérito, ésta de hoy fue especial.

3 comentarios:

Françoise dijo...

Yo nunca hago siesta... aprovecho el momento de la siesta de Luciano para hacer mis cosas, es el unico momento del dia en que puedo ocuparme de mi ;) pero no te niego que me gustaria hacerla jajaja
Que belleza de chichos, me encantan las fotos de ellos!!

Mamá Carmen dijo...

Y lo bien que sientan!! aunque a veces te levantas tan desorientada que no sabes si es de día, de noche o si podrás abrir los ojos. Un besazo guapa y a seguir disfrutando del veranillo, aquí también dicen que no existe el invierno y bastante frío que pasamos estos años!

Lu dijo...

Uy no sabes! Yo hice ayer una siesta de 16 horas!!!!

Imagínate, nos "echamos un ratito" a las 3pm del domingo y nos levantamos a las 7:30am del lunes, rápido para ir a trabajar.

De no dormir nada, a dormir 16 horas seguidas, fue genial. Pero hoy amanecí con tremendo dolor de cuerpo. Pero nos hacía tanta falta dormir.

Un abrazo,

Lu