lunes, 17 de noviembre de 2008

Una de cal y otra de arena…

Qué mal me encuentro, me pegó el resfriado mi maridito. Y estoy que ni duermo bien, ni respiro tranquilamente, ni me sabe la comida… y encima, qué día es hoy?... pues éso.

A mi me encantaría ser como esas personas que nunca pierden el sueño les pase lo que les pase, bueno o malo. Y duermen a pierna suelta a diario, mi político favorito es un poco así. Hoy debí dormir seguido una hora, de seis y media a siete y media de la mañana, el resto, nada, a trompicones. Ya sabía que me iba a pasar porque apagué la luz a las dos de la mañana por eso de tener que dormir pero no por sueño. Y claro, cuando empiezo así, se avecina noche movidita: vuelta a un lado, a otro, de frente… además todo se convierte en enigmas a esas horas como ya había contado alguna vez… Hay noches que temo antes de que lleguen, como la de ayer. El día que suelo dormir a pierna suelta es el sábado, me encanta irme a la cama a soñar, dormir,… porque no suelo despertarme con nada y me levanto nueva; lo que odio son esas noches que sólo quiero que pasen porque sé que van a durar minutos y minutos, y me van cayendo como con cuentagotas, veo el reloj y uf, ha pasado sólo media hora…

Total que estoy reventada pero eso sí, con ganas de la navidad, me encantan estas fiestas. Ya estoy pensando en regalos, adornos, menús… los blog de cocina que visito están poniéndose festivos también y ya se empiezan a ver recetas que quedarían de cine en la cena de nochebuena. Para mí es la más especial, y luego el día de Reyes, así que abro y cierro las navidades a lo grande. Lo único que hemos acordado by the moment, es que vamos a estar con mi familia en Nochebuena y con la suya en Reyes. No tenemos duda, los 5 años anteriores lo hemos hecho así y nos los pasamos genial en cada casa esos días en concreto. Y el día de Reyes en la otra casa es un día muy especial, ahora que hay una personita de cuatro años, ya ni te cuento… Además, entre unos días y otros, preparemos un par de cenas en casa para los amigos, y aquí sí que ya hay mucho que idear… total, que me encanta el período que viene… aunque sea lunes y esté resfriada, y aunque tenga muy presente a doña crisis, voy a empezar a pensar en hacer lo posible para pasar unas felices fiestas, sí, y pensar que antes las odiaba…

11 comentarios:

Françoise dijo...

Ay,,, pobrecita.... y con el frio que ya anda haciendo pues peor!!!. Yo se de esas noches... la semana pasada tuve dos asi y son interminables... ojala te mejores rapido, hay que dormir!!! Y si te tomas esas cosas que venden para la gripe, que son para disolver en agua caliente y ademas te ayudan a conciliar el sueño?
Yo tambien amo la navidad!!!!
Mejorate pronto...

coro dijo...

Francoise, de esta noche no pasa me lo voy a tomar y listo, estoy que me doy con las esquinas de lo pava que estoy... y el "contagiador" ya está nuevo arggggg

Mamá Carmen dijo...

Yo también me acosté tarde, mis bajitos no se durmieron pronto y cuando ya me disponía a prepararme las clases para hoy Daniel me llamó para que estuviera con él. No me quedé dormida tampoco y esa sensación de que no puedes hacer nada, que tienes que descansar porque si no estarás hecha polvo a la mañana siguiente es bastante desagradable. Para colmo intenté levantarme a las 6 para hacer algo y cuando estaba en el baño se levantó Pablo y ya no pude hacer gran cosa. Menos mal que estoy vacunada contra la gripe que sino ya estaría temblando.

Recupérate pronto, para que disfrutes de estas fiestas sin demasiados achaques, para mi también son mis preferidas, ya veremos como se dan este año.

Un saludo.

Laia dijo...

Pobre, Aitana debe estar igual que tú pero incubando algo, se ha despertado mil veces y esta tontorrona, supongo que es la época del año. Si te sirve de consuelo no eres la única que no duermes.

A mis las navidades no me gustan mucho, pero este año que Aitana es mas "consciente" de todo las vamos a vivir con más ilusión.

Muchos besos y mejorate

coro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
coro dijo...

Carmen, es que es eso, que no se duerme una y no hay nada que hacer, en fin...yo quería vacunarme contra la gripe pero no lo he hecho. Y las fiestas, se os darán de maravilla con esos dos bajitos tan estupendos y con la mejoría de Daniel, nos iremos contando. Saludos

Laia, algo consuela la verdad, porque a veces pienso que es mi cabeza que no para. Seguro que se volverá loca Aitana con la navidad, los regalos,luces, alegría a su alrededor... Besos

Constanza dijo...

yo he estado igual que tú, con un resfriado que no se me pasa. la noche del sábado fue horrible. no me podía dormir con una tos que me tenia loca. al final opté x encender la luz y navegar x internet. luego la apagué pasado las dos de la mañana x obligación. y estar resfriada en verano con calor, ufff, es muy desagradable.
a mi la Navidad no me gusta mucho, pero ahora que tengo dos sobrinitas deliciosas, se hace mejor.
Que te mejores!!

Lu dijo...

Lo único bueno para el resfrio, según yo, es el descanso total y absoluto. Un día entero en la cama y al día siguiente estarás casi como nueva.

A mi fascina la navidad también, aqui en Perú no se suele celebrar Noche de Reyes, asi que es un problema decidir en casa de quién pasaremos la navidad.

Te dejo un fuerte abrazo sanador,

Lu
Mamá de DOS chancletas

coro dijo...

Constanza: pues mejórate tú también!!!!! los resfriados mal curados son un peligro,claro, no había pensado que ahí estáis en verano... aquí hace un frío...

Lu: gracias por tu abrazo sanador, ya me encuentro mejor, ayer por fín dormí siete horas seguidas y me vino de cine.Besos

Laia dijo...

¿Como sigues del resfriado Coro? espero que un poquito mejor o que por lo menos puedas dormir por la noche.

Un beso enorme

coro dijo...

Laia, gracias por prenguntar, eres un sol. Pues te diré que me estaba recuperando y mi mala cabeza hizo que empeorara: fui a la playa a pasear a los chichos y con la emoción del super paseo, zas... recaí. Hoy no dormí mal, dormí peor...seré boba. Pero me voy a quedar en casa calentita y mañana estaré como una rosa. Cuídame a ese bombón de hija, mil besos