jueves, 20 de noviembre de 2008

Más de lo mismo.

Ayer iba a publicar un post tan, tan, tan cabreada que decidí al final no hacerlo porque creía que al día siguiente me iba a arrepentir. Era un comentario sobre la gente aprovechada y que sólo piensa en sí misma, a raíz de que la noche anterior, a las diez de la noche ‼!!!!!!!!!, me llamaron a mi móvil para un asesoramiento a través del teléfono sin un documento delante y por supuesto, gratis. No pude negarme porque en mi caso y desafortunadamente, la virtud de la amabilidad, tiene su equivalencia en el defecto de no saber decir NO. La gente se cree que por ser sonriente, amable, y tener siempre una palabra cordial eres imbécil, y abusa. Y me enfadó pensar la cara tan grande que tienen algunos y me enfadé más conmigo misma por no haberle dicho, mira estoy en mi casa, con mi familia y son las diez de la noche, si quieres que te asesore vienes mañana y lo vemos, y si mañana es tarde, (parece ser que era para el día siguiente pero lo conocía desde hacía dos días), hubieras venido antes, ahora, yo no soy bombera, mi trabajo no es apagar incendios… pero no se lo dije, claro, y de ahí mi doble enfado.

Hoy, ya se me ha pasado porque realmente no era nada grave ni nada de otro mundo. Sigo pensando lo mismo pero me he indultado y me he reconciliado conmigo. Ya estoy para otras cosas. Mi a otra cosa mariposa tiene mucho que ver con haber pasado la tarde de ayer con chichos&maridín, hacía tanto tiempo que entre semana no nos tomábamos juntos una tarde que nos supo a gloria. Fuimos a la playa a pasear, es una playa inmensa y una parte de ella está en un sitio que para mi es paradisíaco porque está sin explotar urbanísticamente hablando, es… una paz, un relax…; volvimos renovados los cuatro, qué tarde-noche más buena, éstas son las mejores, sin esperarlo, yo que me había llevado trabajo a casa, me ví con un plan tan bueno que no me pude resistir. Al que no le vino muy bien es a mi resfriado pero…

Como veis, es más de lo mismo porque hoy podría haber titulado este comentario como el anterior, una de cal y otra de arena y es que realmente, así es mi vida.

4 comentarios:

Françoise dijo...

Y la de todos... no te hagas lio, todos tenemos nuestros fuertes y nuestros debiles. Lo bueno fue que se te paso, sabes? yo tardo mucho en reponerme de un enojo, eso me enoja..jaja.
el otro dia no me acuerdo donde vi algo sobre un manual para aprender a decir NO. Voy a hacer memoria y si lo encuentro de nuevo te lo mando.
Besotes (ya estas mejor de tu resfriado o empeoro con la salida a la playa?)

coro dijo...

Francoise: pues ya me dirás qué manual era ese, aunque conociéndome, dudo que lo ponga en práctica. Empeoré pero gracias a un jarabe "mágico" he vuelto a hablar más de cinco palabras seguidas sin toser..., gracias, estoy mejor. Muchos besos

Mamá Carmen dijo...

Me alegra que estés mejor guapa, lo de decir NO también es una carencia que tengo, pero poco a poco voy aprendiendo. No me gusta nada que se aprovechen de mi, porque yo también tengo mi tiempo y nadie lo respeta. Lo de enojarse, es una de mis "virtudes negativas" pierdo los nervios con facilidad, pero voy practicando para que me dure menos.

Un beso.

Elenita dijo...

Francoise, o tambień necesito ese manual.

Y coro, no te apures, de todas se aprende y seguroq ue si te lo hacen otra vez alguna le sueltas (bien merecida, por cierto).

Muchisimas gracias por tu comentario en mi blog, me arrancaste una sonrisa!! Yo me estoy enganchando al tuyo...y si, tenemos cosas en común.