domingo, 26 de octubre de 2008

Madrugadora que es una

Llevo desde las siete de la mañana despierta, en realidad, yo creía que eran las ocho porque no me acordé que esta madrugada se había cambiado la hora para pasar al horario de invierno. No podía dormir más, y después de mil vueltas me levanté. Así que me duché y dije, y yo qué hago ahora si son las siete!!!, tan temprano, de noche, conseguí despertar a mi in-law y nos convencimos mutuamente de que el mejor plan era ir a la playa con los Chichos porque no iba a haber nadie.

Efectivamente, nadie. Salvo otro señor a lo lejos con otro can, no sé si fruto del despiste también o un madrugador convencido. Persiguieron a las gaviotas, se metieron en el agua, chapotearon, se rebozaron bien... y cuando estaban cual croquetas, nos volvimos a casa... huele a mar, ummm me encanta el olor a mar... y todavía son las nueve y pico... esto es vida!!!!!!!!!!!!!

7 comentarios:

Françoise dijo...

Si, yo tambien ando preguntando cual es la hora en la vida real... igual ni me di cuenta.
Pues yo no tuve olor a mar pero si a piscina, muy a las 9.30 am (10.30?), nos fuimos a nuestras clases de pisicina con Luciano y mi bonito. SUPER!!!!!!
Besitos.

Laia dijo...

gracias por informarme del cambio horario, pq nadie escribio un post sobre eso?? jajaja q desastre.

Besos señorita madrugadora

coro dijo...

Francoise: qué bueno, clases de piscina con tu niño y tu bonito!!!!!!así da gusto empezar el horario de invierno. Besos

Laia: verdad?cambio horario sin enterarnos... un desastre. Un abrazo

elimary dijo...

Y a qué playa llevas a los Chichos?. Será Samil?.
Perdona, no sé ni cómo te he encontrado pero me parece que vives en el sitio en el que a mi me gustaría estar y me ha entrado hasta morriña...

coro dijo...

Los llevo a una playa que tenemos cerquita de casa, no es Samil, por lo que veo tú también tienes playas en Cartagena, pero cómo es la morriña, igual no son las que tú quieres. Un saludo recién llegada.

Patricia dijo...

Aca el cambio de hora es todavia el proximo fin, y tambien me encanta como a una le regalan una hora en el dia y puede hacer muchas mas cosas.

Mamá Carmen dijo...

A mi también me pasa cada año, antes se me hacía el día muy largo, y lo apreciaba bastante, ahora se levantan mis dos monstruitos conmigo y el día sse me hace eterno.