miércoles, 24 de septiembre de 2008

Símiles varios...

Esta mañana tuve la sensación del uyyyyy!!!!! que se oye en los campos de fútbol cuando algún futbolista lanza a portería y casi mete el gol... Fue al darme el resultado de la analítica que me hice después de siete días de retraso y una ausencia total de dolor de glándulas mamarias (signo inequívoco de la llegada de mi amiga la de rojo). Lo cierto es que me había empezado a preocupar… no porque no quisiera sino porque no lo esperaba y lo inesperado aunque querido me causa preocupación… Resultado negativo, aclaro. Y a la vez, nueva preocupación: qué ha pasado con mi super regularidad...

Creo que desde que fui concebida fui preocupada, no conozco a mucha gente que lo sea en el extremo que yo lo soy, me preocupa que le pase algo a mi santo mientras sube a trabajar, su salud, la mía propia, la de mis familiares directos, en otro plano, mi economía familiar, mi ejercicio profesional… todo, me preocupa absolutamente todo y por todo… un horror… y encima, por la noche, ¿cómo es posible?: las preocupaciones habituales, con las que he logrado una entente cordiale por el día, se desmandan de madrugada y se multiplican por mil unidas a las absurdas, de esas que al día siguiente te dices al levantarte ¿pero seré gilipollas, cómo me ha impedido esta tontería conciliar el poquito sueño que me habían dejado las serias? En fin, que aseguro que, por la noche, todos los integrantes de mi cuerpo, están sentados como en gradas contemplando cómodamente el gran trasiego de unas y otras preocupaciones por mi mente, como en el circo... o en el fútbol, habrá tribunal, gol... A las tres, cuatro o cinco de la mañana como hoy… no me hacía gracia precisamente la idea de un estadio en mi interior.

Lo cierto es que me he acostumbrado a vivir con ellas, supongo que forman parte de mi forma de ser. Hay gente que me quiere de lo cual deduzco que no debe ser tan terrible aunque a mi me lo parezca.

Lo dicho, uyyyyyy!!!!!!

4 comentarios:

Françoise dijo...

Pues yo si conozco, y te la presento: Mucho gusto Françoise Rachez. por dios!!!! si yo no tengo preocupaciones hasta me las invento, soy demasiado trascendental!!! ni hablar, leyendote me parecia verme a mi misma con tanta (perdoname la palabra) boludez en la cabeza. Asi que no te digo nada porque no se que decirte en cuanto a eso.
Lo referente a lo otro.... mmmm... depronto es un signo de alerta, un llamado divino...jaja.. alguien te esta mandando mensajes cifrados.. tal vez te esten diciendo, y que tal si te preparas para una sorpresita de este tipo??? que tal si la proxima es positivo??? genial no????
y Por que no?
besos y abrazos querida Coro

coro dijo...

Ay, Francoise! qué contenta me dejas... créeme que desde que me ha pasado me he ido repetiendo lo que tú misma me decías ¿y por qué no?... Un beso grande

Laia dijo...

Bueno yo también tiendo a preocuparme en exceso, sobre todo desde que soy madre, le doy miles de vueltas a las cosas.

QUe pena que un nuevo bebe blogero no este en camino... besos

Mamá Carmen dijo...

Ay, esa sensación también la conozco! Eso de no dormir, aunque uno se acueste después de las doce, pensando en cualquier tontería, a veces no son tan tontas, que se puede solucionar al día siguiente es algo habitual en mí. Y cuando empiezo a trabajar me asaltan problemas de hasta mis alumnos, así que durante el curso es cuando duermo menos.

Lo del negativo, si estás dispuesta cuando menos te lo esperes llega. Yo estuve alrededor de tres años y no llegaba, cuando por fin bajé el ritmo de trabajo y me relajé llegó de repente.

Un beso.