sábado, 13 de septiembre de 2008

Coñazos

También vaya coñazo, qué pesadilla la de que le entren a uno a robar en su casa. No es mi caso, es el caso de la casa de la abuela de mi in-law. Ella ayer se fue a casa de una de sus hijas a Córdoba y al día siguiente entran en su casa... qué casualidad o quién ha sido?... Su nieto ha salido raudo y veloz hacia la ciudad porque no hay nadie de la familia este fin de semana salvo él. Ahora policía, huellas supongo, qué cosas faltan, qué queda, y sobre todo, vaya grima! aún recuerdo la sensación cuando entraron en el piso de mis padres, viviendo yo allí todavía, y cuando volví a entrar pensé que me tocaron algo sagrado... mis cosas lo son para mi, y al decir mis cosas digo todo lo que entra en mi intimidad: soy tan sumamente exigente con su respeto... tanto a la mía como a la del prójimo. Cuando te entran a robar no sólo se llevan lo material...

5 comentarios:

Françoise dijo...

ay ay aya, no no, es terrible eso, es un atentado a la intimidad, se lo que se siente, horrible!!!
Coro gracias por pasar a visitarme, que lindo comentario, bienvenida a mi casa virtual..

Mamá Carmen dijo...

Lo que más rabia me da es que no respeten lo tuyo, y la indefensión que te crea. Ójala no le vuelva a ocurrir, no debe ser nada agradable.

Un saludo.

coro dijo...

Pues fijaos que al final no le faltaba nada de casa y no había nada movido, así que la policía le preguntó a la señora que fue a limpiar si había cerrado bien la puerta y ella no lo recordaba bien, así que han deducido que se la dejó abierta. Menos mal! Un beso a las dos

Laia dijo...

Coro, bienvenida a mi blog!!! me hace muhca ilusion tener nuevos lectores a los que les guste el blog.

Es una papeleta que entren a robar, aunque n te roben la sensacion de miedo se te queda. Besos

coro dijo...

Gracias Laia, tú sí que eres bienvenida, ya ves que soy nueva en estas lides y me encanta saber que alguien lo lee... un beso