domingo, 31 de octubre de 2010

Unha máis...



Sé que soy cansina con el tema pero ayer mi hermano mayor me habló del reportaje de la 1, de un país para comérselo sobre las Rías Baixas. Cuando llegué a casa, después de contar cómo me había ido, fue lo primero que busqué, y pude comprobar que todo es real y verdadero como la vida misma, que el vino que viene del mar es absolutamente delicioso porque en una cata pude comprobarlo; que las cigalas, la centolla, los percebes etc, existen y son de este mundo; que la gente habla así, que el mar se viste de azul de este modo, y que personas normales pueden en Bueu disfrutar de la vida con algo tan sencillo como una mañana en paz. En Bueu, aunque sea por un día, uno es feliz. Creo que no es un reportaje apto para nostálgicos irrecuperables: no sólo se congratularán de dónde son, si es que son de aquí, sino que querrán serlo foreverandever cuando igual ya no siempre es posible, o sí, uno es de donde quiere. En épocas en las que la falta de horas para uno mismo brilla por su presencia, pensar en ir a la plaza de Bueu y comprar espécimenes que parecen de anuncio o, comérselos en el R. Igresario de Bueu no sólo alimenta sino que engorda. No insisto más, hay paraísos cercanos, el vídeo es largo y puede parecer estereotipado, pero una vez más he de decir que en las Rías Baixas la gente es así. Siento al que no le pase, pero a mi esto me alimenta por un día. Un lujo.

6 comentarios:

Alegría. dijo...

¡Lo que me faltaba ya, para morirme de hambre!
Vi, casualmente, es que hicieron de Cádiz, pero no los seguí, porque los encontré a los dos "sobreactuados". Pero aquí me tienes, escribiéndote, y con otra ventana abierta con el docu.
Un beso.

coro dijo...

Jajajajja, el vídeo es muy largo, ya lo siento. A ver qué te parece si lo ves, aunque sea en parte, me cuentas, si?, otro para ti.

Alegría. dijo...

No, el vídeo está muy bien. Ya vi el programa que te digo entero, sólo que no vi los demás por lo que te comento. Sólo me han dejado ver, 7 minutos: hija, es que en cuanto me pongo a hacer algo, " se les ocurren cosas que hacer, para lo que resulto imprescindible, y les duele la cabeza, la otra mocos..." gajes del "oficio".
Lo que he visto, me ha encantado. Tengo una visita pendiente a aquella zona, y ya se lo he dicho a él, para cuando podamos. Me encanta cómo suena el gallego; imagino que varía de una zona a otra, igual que aquí, pero es muy dulce y cantarín, ¿tú hablas así?. Me tira mucho tu tierra, me repito. Lo veré entero: ahora que parece que cuento con unos minutos antes de la cena, voy a intentar terminarlo. Un beso.
P.D. Por cierto, la salida de mañana, cancelada: la peque mala (nada importante).

Alegría. dijo...

22 minutos, y ¡no puedo seguir! ¡qué faena ver estas cosas, siendo la hora de la cena y siendo taaaaaaannnn comilona! No hay nada, que no comiera por docenas ¡qué maravilla! ¡Me voy a la cocina, luego sigo!

coro dijo...

La verdad es que ya tiene mérito que hayas visto tanto, este vídeo es para muy cafeteros. En Galicia está muy marcado el acento en todo el que aquí vive, lo que no es tan generalizado es hablar gallego, en las ciudades se habla poco, la verdad. En cualquier caso, tengo pocos antepasados de aquí con lo que en mi caso, casa, no se habló nunca, el que sé lo aprendí en el colegio, igual por eso me gusta tanto. Ay de verdad que te agradezco el esfuerzo de verlo todo, eres un sol.

Mamá Carmen dijo...

Pues yo no sé, pero ya me gustaría echarle una visita a la zona. Un fin de semana me escapo, que tengo muchas ganas. Si lo hago alguna vez ya te aviso, a ver si puedes hacer de cicerone. Un beso.