domingo, 10 de octubre de 2010

Gute reise.

Es el tercer intento. Primero fue en febrero de este año, un frío polar suficientemente ídem para darnos tiempo a cancelar viaje, impidió la debacle. Después mayo, mi intento de cumplir cada año en un sitio distinto, se fue al garate por mis culpasss estudiantilesss a deshora. Y por último, Octubre, un cumpleaños, y unos días libres que dejamos desde el verano, son la excusa perfecta para conocer Berlín. A la tercera. No necesitaba gran justificación: me apetece todo. Sólo tengo el pero de mi ubicación: el quinto curuto o la esquina del mundo o el puto culo, básicamente. No es cualquier cosa para los que, incomprensiblemente, nos volvemos miedosos en los aviones con los años, el clima del que parto no ayuda, todo hay que decirlo. Ir a Berlín supone coger dos vuelos ida y dos vuelta, y ya los estoy sufriendo. Lo único bueno es ese desayuno en la Plaza de Oriente que me voy a pegar a la ida, esa merienda con sobrina a la vuelta. Sólo la música y la lectura lo dan todo por la causa, que por cierto, llevo ya conmigo para los restos, sé el capítulo que leía cada aterrizaje, la canción que oía casi cada turbulencia, cierto es que, un par de veces al año, nada más, es fácil memorizarlas.

En fin. Lo importante es que tengo canguro de lujo para los que se quedan, mi padre, una vez más, tiene a bien facilitarme la vida. Nada nuevo por otro lado.

9 comentarios:

Simplemente yo dijo...

Que suerte cielo!!! me alegro muchísimo por ti y que cumplas tus sueños. Ya verás que lo del avión está chupao!!

Disfruta mucho. Besitos!!

coro dijo...

Gracias Laia, a la vuelta te cuento. Un beso.

Su dijo...

venga, venga a disfrutar!!

molinos dijo...

¿Te has ido a Berlín finalmente? ¿Qué tal? ¡Qué has visto? ¿te ha gustado? ¿ Has montado en bici? ¿ Has vuelto con ganas de saber todo sobre la II GUerra Mundial??

Cuentaaaaaaaaaaaaaaa yaaaaaaaaaaaa

coro dijo...

Preparo fotos y esas cosas y te cuento. Ha sido genial Moli.

Alegría. dijo...

Un beso. Tengo ganas de leerte. Ya he visto tu comentario en el mío. No es una petición. Vengo a tu casa, llamo, no estás, y te dejo una notita, debajo de la puerta que dice: " te echo de menos, todo va bien". Sonrío.

coro dijo...

Pues sí que te echaba de menos, sí; qué contenta me dejas con que todo vaya bien y sonrías. Otro para ti.

molinos dijo...

Coro...ya he visto tu comment en mi blog de que te ha encantado Berlin..hice una entrada hace tiempo de libros sobre la II GUerra MUndial.por si te interesa

coro dijo...

Ya me las he repasado y tienes varios en distintos días, genial, mi lista de reyes aumenta!! ya casi no me quedan candidatos a quien pedir tantos! Pero gracias.