miércoles, 15 de septiembre de 2010

Más alto que la luna.

El deporte televisado me entusiasma, evidentemente el deporte que me gusta, no todos, pero son muchos los que sigo así que mi abanico es bien amplio. También me gusta practicarlo, cierto es, pero sentada en mi sillón viendo a Nadal, por ejemplo, puedo pasar horas casi sin pestañear; no diría que más que el tinto pero Nadal me chifla; ya no sólo su físico, es todo él y ese castillo que tiene por mente, que así lleguen a sus fronteras, resulta inexpugnable. Querría ser tan fuerte, igual de fuerte, los fuertes me conquistan con existir.

5 comentarios:

Alegría. dijo...

¡Buenísimo!
Un beso para el día.

coro dijo...

Es un crack, a que sí? Un requetemuac, hermosa.

Alegría. dijo...

Ya lo había puesto en mi facebook y en el msn.:-)

Simplemente yo dijo...

Que bien!!!! a mi el deporte... bueno digamos que siempre eh dicho que se practica en el sofá con el mando y palomitas jajajaja.

Besitos

Françoise dijo...

NO puedo estar mas de acuerdo!!!! la verdad es que da gusto ver gente como el!!!!
Un beso hermosa!!!!!!!!!!!!!!!!!!