lunes, 21 de junio de 2010

Stop

Desde que recuerdo, mi cuerpo reacciona siempre de la misma manera ante el cansancio extremo: me tumba. Literalmente. Hoy me desperté desmayada pero tuve que ir a terminar la guardia del viernes, hasta las tres de la tarde no pude volver a mi casa y entré en un estado catatónico que me llevó a la posición horizontal practicamente sin desvertirme. Me pasaron la factura dos tipos implacables: esfuerzo y madrugones de días eternos. Para su pago sólo me queda dormir y bajar la fiebre, recuperar mis piernas, mi cabeza y las ganas de estar. De momento, con un stop.
Y ya que estamos... vamos España!!!!!!

5 comentarios:

Su dijo...

cuidate!

Alegría. dijo...

¡Vaya pues descansa y mejórate! Un beso.

Simplemente yo dijo...

Oues ya sabes, stop, recargar pilas y mirando hacia delante.

Recuperate muñeca

coro dijo...

Gracias everybody, ya estoy pa`otra. Hoy es la noche de San Juan y mañana el día de, tengo planes nocturnos y diurnos y o me mejoro o me mejoran ellos, así que... lista, con algún que otro inconveniente pero nada que no tenga arreglo: sopas/zumos hay en todos lados. Un beso a todas.

coro dijo...

Aclaración: he aprendido la lección y son planes tranquilos, muy tranquilitos. De momento a esas estamos.