domingo, 4 de abril de 2010

Hay días.

Si digo que el clima influye en el carácter no estoy diciendo nada nuevo no estudiado. La clase práctica de una teoría semejante se vive en Galicia en sentido literal. Esta semana santa ha llovido día sí y día también, además en cantidad industrial suficiente como para encontrar en la playa únicamente a perros y dueños sin más ser viviente, humano aclaro, que esté dispuesto a mojarse, pelearse con el viento y jurar en arameo por acabar con los pies como pitos. Reconozco que le he pillado el punto a la lluvia, máxima consuetudinaria obliga, no logra frustar mis planes y no me hacen bufar en exceso, igual un poquito sí me quejo algunos días. Pero así y todo, cuando amanece un día como el de hoy en esta tierra todo resplandece, lo puedo prometer incluso, y uno viendo el solazo nada más levantarse sonríe por defecto, y lo digo siendo de las que sonríe hasta cuando se mira en el espejo; supongo que esa es la clave del sur, si sale el sol a diario ¿no va a salir todo quisque a la calle?, claro, alegría, aperitivos, pescaíto frito... Mi tío, gaditanogaditano, con todo lo alegre que es, estaba amargado con las lluvias de este invierno, es que hasta se enfadaba si le preguntabas por el tiempo. Hoy la playa no podía estar más bonita, marea baja encima, poca gente por la arena aunque por el paseo oleadas humanas, mi miñoca favorita disfrutando como nunca, bueno no, ella siempre salta y brinca cuando sale incluso a -1º. Y por fin, mi in-law sonriente, no puede pasar unas vacaciones con lluvia, le frustra sus planes, bufa, se queja más que un poquito... hoy no. Le compensa huir, le digo constantemente, claro que ha desistido por el momento porque a mi ni los GEO me llevarían de aquí, no es que me guste mi verde botella favorito, ni mi mar azulón por días, celeste pocos cierto es, grisáceo los más, no, es que me gusta hasta el colapso, sí, sí, cuando me pasé más de un mes fuera colapsé, empecé a decir cosas raras como que era urbanita, en ocasiones veía castillos de arena..., así que, sí, welcome home querido.

Hoy en la calle no falta nadie. Nosotros tampoco, nos han invitado a comer a una casa en la que de lo bueno que está todo se sale de allí en grúa, y por cierto, ahora, desde que tengo tendencia panadera, no sin mi pan a ninguna casa...He recibido peticiones con semanas de antelación.

2 comentarios:

Simplemente yo dijo...

Coro cauntos dias sin poder pasar por aqui!! el clima afecta al caracter, aqui llueve hoy, de pronto volvió el frío y mi caracter con el también, es inevitable.

Pero afortunadamente estamos en abril, no queda nada para la primavera!!!!

Ainhoa dijo...

Por eso he pasado un invierno horrible, encima de quedarme sin trabajo, ha hecho un tiempo de lomás desagradable.