domingo, 13 de septiembre de 2009

Ni sí ni no sino todo lo contrario...

Llevaba una semana y mucho fuera del mundo, bueno dentro del de mi casa pero fuera de todo lo que salía de mi portal. La última semana me la pasé de siete de la mañana a nueve de la noche estudiando; me traje el fax a casa y dejé el trabajo por una semana absolutamente al margen. Después del mes de agosto dándole bastante duro y esta semana in extremis creí que igual podía tener algo de suerte. Los de Derecho somos de tomos y tomos y pensé que, igual también en este caso, el atracón que tantas veces me di, me daría nuevamente buen resultado. No, me equivoqué. No he aprobado y tengo que volver a presentarme pero más preparada.
Durante la semana tenía la sensación de estar a puntito de caramelo y que me faltaba nada para poder superarlo y efectivamente así es, me queda poco pero me queda, claro...No me vino mal pensarlo porque sin tensión no habría estudiado ni la mitad. Hoy se ha hecho justicia; no es novedad para mi: mi carrera la saqué muy bien, pero con justicia no con suerte. Hoy habría necesitado para este examen lo otro, suerte, y no ha llegado. Normal.

Lo cierto es que estoy bien y tengo muchas lecturas de la situación, alguna es incluso buena y otras me avergüenzan la verdad pero aquí lo puedo decir, a saber:

- Supe a mitad del examen que la prueba no sólo era en gallego!!!! No soy gallego-parlante por lo que lo entiendo, lo hablo, lo escribo, lo leo, pero no como el castellano, y de hecho, de haberlo sabido lo habría hecho en castellano sin dudarlo, pero cuando me di cuenta ya tenía señaladas en el examen en gallego las preguntas dudosas con las respuestas factibles seleccionadas, con lo que ya no me compensaba cambiarme al examen en castellano y seguí. Aprendizaje 1: soy idiota y esto lo confirma. Aprendizaje 2: escuuuuuuuucha cuando te hablan!!!!!!!!!!!!!!!!: recordé en ese momento que algún día, alguien, no sé en dónde, me dijo que este año se podía hacer el examen también en castellano después de muchos años, pero no archivé la noticia y a mi memoria no le pareció bien guardarla. Aprendizaje 3: tía, tienes cabeza de chorlito, asúmelo.

- Total, que fui marcando las respuestas que tenía más o menos claras y dejé las dudosas para pensarlas después porque tres errores me descontarían una respuesta acertada, y cuando me doy cuenta, cuento y veo que sólo señalé cincuenta de ciento tres, así que no llego ni al ecuador!!!! Aprendizaje 4: eres idiotisiisisisiiisisma bis. Me puse cual loca a tratar de señalar más respuestas...pero claro, aprendizaje 5: las prisas no son buenas.

-Curiosamente, a medida que va pasando el examen me voy dando cuenta de que es posible sacarlo sabiéndose un poquito mejor la materia, aprendizaje 6? sí, 6: esto es una carrera de fondo, nunca te debiste hacer ilusiones, no sólo eres idiota sino ingenua pero esto no es tan malo si luego no te llevas un gran chasco cauando lo descubres.

- Y para rematar mi osadía, compruebo, con cierto rubor para qué negarlo, que se me llenan los ojos de lágrimas antes de empezar el examen porque estoy contenta: necesitaba tanto este cambio que pienso que aunque me cueste, lo lograré. Aprendizaje 6: nunca es tarde.

Y luego, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, mi in-law y yo nos fuimos a comer a Santiago, ciudad maravillosa en la que pasé unos años fantásticos de mi vida y cuya catedral me puede... sí, me declaro rendida admiradora del pórtico de la gloria, de la plaza de la Quintana, de las callejuelas empedradas, mil vinos y mil tapas...Aprendizaje 7: honrarás a tus recuerdos y a Compostela. Siempre.

Ahora me queda volver a la normalidad, lo cual no está mal para mis piernas y demás partes del cuerpo por la suspensión sine die de deporte y depilaciones varias durante mi encierro voluntario; tampoco estará mal para mi in-law con el que me he cruzado algún día a alguna hora y creí notar que se había cortado el pelo. Vale, volveré, pero no me apetece, no quiero volver a la normalidad de antes... me gusta estudiar y ver mi futuro con esperanza, y esto casi es incompatible con ese antes.
En fin. Toca también excusarme con familia y amigos a los que no les he dicho nada del examen y me han visto desparecer días y días sin explicaciones, no se las daré pero sí les corresponden unos mimos, se los debo.

4 comentarios:

Laia dijo...

Ahora me encuentro en el dia pre-exámen 2 y te entiendo perfectamente. Te leía como repasabas las preguntas echando cuentas y me reía por dentro y me decía a mi misma Laia mañana estarás tu así, jajaja.

Si te consuela porque no eres la ñunica la semana pasada me presenté a una convocatoria que no era la mía por NO LEER BIEN!! hubiese sido tan fácil leer el cartel entero y anotar la fecha en su día... en fin aquí otra cabeza de chorlito.

Ahora a mimar y a compensarte por tu esfuerzo, la próxima vez será.

Mamá Carmen dijo...

Lo siento mucho Coro, otra vez será, y seguro que sí después de las reflexiones que has hecho sobre el examen. No te desanimes, la siguiente será la vencida guapa.

Muchos besos.

Françoise dijo...

Por que escribes tan bonito???? me encanta.... hasta las malas noticias las cuentas de una manera tan bella que hasta parecen buenas.... mira que ni tristeza me dio ;)
Bueno, cariño... hartas moralejas te ha quedado, mira que eso ya es MU CHO! cuantos no viven estrellandose con el planeta y nunca aprenden???
Me hubiera gustado que aprobaras, por aquello del tiempo, pero ya fue y que se le va a hacer, la proxima vez seguro sacas la mejor nota!
Espero qe tengas una linda semana. Animo y muchos besos!!

coro dijo...

Chicas, gracias. Hoy es viernes no lo sabíais?De lunes nada, me niego. Así que feliz fin de semana, y Laia: muchísima suerte!!! Mil besos a todas.