sábado, 15 de noviembre de 2008

El cariño con mayúsculas

Ayer fui testigo de cómo una abuela puede remover a sus nietos hasta la "rebelión" frente a sus padres. No voy a entrar en detalles para no aburrir, el tema no era un enfrentamiento grave sino un diferente modo de ver las cosas; los padres que también la quieren muchísimo, no querían involucrar a sus hijos en un cuidado que entendían que iba a ser trabajoso y que no les correspondía, por su bien claro y habían tomado una decisión; después de lo visto y oído, se rindieron al cariño. Sus nietos sí querían involucrarse y se plantaron y dijeron que su abuela se volvía porque aquí tiene a sus nietos, amigos, su vida después de noventa y muchos años, y todo era cuestión de organización para su cuidado.

Me emocioné hasta las lágrimas al ver cómo ellos se negaban a tratarla como si ya no pudiera decidir, elegir o casi, casi sentir... cómo se habrá portado esa abuela con esos nietos para que la adoren así, cuánto los habrá querido, cuidado, mimado, enseñado a lo largo de los años para que no hubiera duda que lo principal era ella y cerca, pero sobre todo que estuviera a gusto, el tiempo que le quede por vivir, que lo haga donde quiera si puede hacerlo. No siempre se puede naturalmente, pero en este caso sí y el compromiso de sus nietos para atenderla fue total. Su labor va a ser afectiva. De modo natural y sin pensarlo le estaban devolviendo con creces todo el afecto que ella les había dado desde niños y ahora les tocaba a ellos cuidar de ella. Fue tan bonito y tan emocionante... uno de sus nietos era mi in-law, inmediatamente me lo pedí para mi vejez, qué ternura...

5 comentarios:

Françoise dijo...

Muy lindo...... justo en este momento estoy hablando con mi familia y me cuentan que mi abuela (91 anios) se cayo... como quisiera tenerla aca, cerca. cuidarla... verla... abrazarla...
El amor trae esos compromisos... compromisos de corazon...
Que lindos esos nietos!!
Ella estara feliz de verlos a todos... cerca de ella solo para ella... para ella todos........
Besos
(conmovedor)

coro dijo...

Ay, Francoise querida, me acordé tanto de ti mientras escribía esto, pienso en la de veces que querrás tener aquí a tu familia, cerquita... y ahora me cuentas lo de tu abuela... pero bueno, tú serías otra de las nietas que me dejaría muda por el cariño con mayúsculas, como los nietos de los que hablo en el post. MIl besos Francoise y buen domingo.

Mamá Carmen dijo...

Las abuelas pueden ser unos ángeles y también un poco demonios. Mi abuela materna era una mujer con carácter pero cariñosa, sus hijas la cuidaron hasta el final, después de un cáncer, problemas de pulmón, romperse la cadera, y quince partos. Todos sus nietos y bisnietos la queríamos mucho, sin embargo mi abuela paterna siempre ha sido muy "quisquillosa" con sus dos nueras y, aunque yo la quiero mucho, está haciendo la vida imposible a mi madre y eso no me gusta mucho. A las abuelas hay que cuidarlas, de eso no cabe duda, pero a veces se hace muy díficl.

Un saludo.

coro dijo...

Carmen, ése es exactamente mi caso,mi abuela materna vive y la cuida mi madre y los nietos la queremos mucho, y la abuela paterna con nosotros era bastante cariñosa pero con mi madre y su otra nuera era terrible y fue muy dificil siempre, por eso yo creo que ayer me impresionó tanto, porque yo ese cariño tan enorme no lo he sentido, y eso que las quiero mucho, pero reconozco que la paterna le hizo a mi madre la vida un poco dificil y eso no, no me gustó nunca.

Laia dijo...

Tener abuelos es maravilloso, auqnue como se ha comentado por aqui hay abuelos y abuelos.

Aun estoy en casa de mi abuelo y me da una pereza horriiiiiible irme, estoy remoloneando muchísimo, sin embargo para ir simplemente a comer a casa de mi abuela me tengo que concienciar.

Muchos besos