miércoles, 29 de octubre de 2008

De celebraciones y de lotes…

Ayer por la tarde mantuvimos mi amiga S. y yo una larga conversación telefónica, la enésima de la semana, desde que vivimos a más de mil km somos de las que hacemos uso muy reiterado de la manida oferta de “contrate adsl con…y tendrá todas las llamadas nacionales gratis…”, bendita oferta!!!

Bueno, que me lío, pues a raíz de la charla pensaba en cuál es la familia-familia para mí. Quiero decir, ya he comentado muchas veces lo importante que son para mi mis padres y hermanos, por este orden, porque efectivamente lo son, pero yo siento que mi marido es mi núcleo familiar principal, bueno y los Chichos, pero esto es otro tema; aunque no tengamos hijos, J. y yo formamos lo que cada uno denominaría “mi familia”. Hay tantas como personas claro, para unos es así; para otros es mayor por integrarla sus hijos; para otras personas además, la integran su familia directa; hay quien abre el círculo a más miembros… en fin, miles. Realmente, es simplemente una cuestión de opción, o incluso diría que de opinión: la propia de cada uno.

Todo esto me vino a la cabeza porque hablamos sobre la navidad con quién, dónde, cómo, cuándo… Las circunstancias de cada uno son las que muchas veces imponen la distribución y/o la formación de lotes… Las mías me permiten pasar los momentos más celebrados del año juntos los dos, y es que además creo que si no lo hiciera me sentiría francamente triste. Sin embargo, si no pudiese reunirme con mis padres y hermanos me daría mucha pena también, pero se me haría más soportable.

Leer a Francoise, Meiga, Cote…me ha permitido ver que no somos originales a la hora de irnos en troupe familiar a donde fuese que tuviésemos que irnos. Y echaría mucho de menos a mi padre, y a mi madre también, y a mis amigos, y… a todo mi entorno natural que tantas alegrías me da, pero me iría, y continuaría con mi vida familiar en otro entorno, con las alegrías y las penas habituales pero en distinto hábitat. Tengo claro que cuando decidí irme a vivir con J. me iba a formar el tronco de un árbol, por cursi que esto suene. Lo he pensado muchas veces, sólo puedo hablar teóricamente, claro, pero sí, me iría, porque al final, él es al único que he elegido, el resto de la familia me ha venido impuesta, y aunque los quiera muchísimo, me resultaría muy paradójico dejar partir sin mi a la única persona con quien he decidido libre y voluntariamente estar…

Estoy un poco profunda de más para ser miércoles, lo sé, pero es que esta semana y la triste noticia de su inicio, me ha hecho enfrascarme en la importancia que tiene para mí la vida que he elegido y la persona con quien he elegido vivirla. Con lo que yo tiendo al optimismo recalcitrante, unas dosis de realismo no me vienen nada mal de vez en cuando.

8 comentarios:

Françoise dijo...

Lindo muy lindo... para mi que amo la trascendentalidad estuvo perfecto el post.
Y si Coro, esa es la vida... creo que de las cosas mas dificiles que he decidido fue tener a Luciano lejos de mi familia. Antes el estar lejos no acongojaba tanto, pero viajar embarazada y saber que los iba a privar de su llegada al mundo fue tristemente duro... un dia hablando con mi papa y mi mejor amigo les dije eso, que yo no me queria ir, porque sonaba con ver a Luciano cerca de mi familia y ellos me dijeron: "Ahora tu familia es Denis y tu debes de estar donde el este, porque son solo uds dos los que le dieron la vida a este nuevo ser."
Es asi, ellos dos son mi familia ahora.... y soy feliz de que asi sea... ellos, los otros estan alla y pase lo que pase nunca dejaran de ser mi familia, pero ahora tengo la mia propia y hay que cuidarla...No es facil estar lejos pero ellos dos lo hacen menos dificil....
De todas formas creo que es importante estar unidos... a pesar de la distancia... por ejemplo cuando hablaste de la navidad ya me puse triste... justamente hoy supimos que esta navidad tampoco la psaremos alla... que mierd...pero bueno, sera armar un arbol enormeeee y hacer la mejor navidad del mundo nosotros 3 solitos... porque ademas es la primera de Luciano y eso tiene que ser inolvidable...
En fin... unas por otras... y lo unico que nos queda es disfrutar de las decisiones tomadas.
Un fuerte abrazo

Lu dijo...

Cuando me mudé a sólo kilómetros de la casa de mis papás, fue muy duro. Mi primera navidad lejos de ellos fue muy sentida, lloré y los recordé, ellos pasaron por lo mismo.

Considero que lo que uno no debe hacer es considerar a las personas como suyas y que puede tenerlas ahi para siempre.

Eso me ayudó a superar el hecho de que mi familia había cambiando, que a mis papás los vería siempre, pero ya no tan seguido, ya no todas las noches. Eso me hizo más fuerte, desarraigarme me hizo más tolerante también.

También considero que a donde vaya Aldo iré con él, y él haría lo mismo conmigo. Ya nos pasó cuando me ofrecieron trabjar en una mina. La gente que uno quiere siempre está ahi, no a nuestro lado físicamente pero siempre está ahi.

Un beso,

Lu
Mamá de DOS chancletas

coro dijo...

Siempre tan encantadora Francoise... comprendo lo difícil que ha tenido que ser esa decisión, pero ahora estás feliz con "tus chicos" aquí... y la navidad? pues éso, con tus chicos, seguro que vas a conseguir que sean inolvidables, tú seguro que lo logras y de ese árbol...quiero una foto jjajajajja!!! Mil besos

Patricia dijo...

Yo tambien considero mi nucleo familiar a mi esposo y yo. Claro que eso no significa que no los quiera a mis papas y hermana. Se me hace dificil estar tan lejos de ellos, y lamentablemente mi viajes a Peru solian coincidr con Navidad. Digo lamentablemente, porque mi esposo termina pasando Navidad en Lima con mis suegros y yo en Arequipa con los mios.

Laia dijo...

Yo tengo la gran suerte de vivr cerquisima de mi madre. Ella y mi pequeña son el nucleo de mi arbol (y no es cursi). El resto de la gnte q comparta la mesa no es que me de igual, pero no son indispensables.

Es cierto lo que dices, a veces hay que "renunciar" a pasar ese día con gente a la que quieres, pero es que tambien hay que ceder, para J. tambien sera importante pasarla con su familia y fundamental contigo.

Muchos besos

Adriana dijo...

CORO ME ENCANTA TU BLOG Y ME ENCANTA ESTE POST YO TAMBIEN TUVE QUE TOMAR ESA DECISION CUANDO DEJE MI CORDOBA NATAL PARA IRME CON EL AL FIN DEL MUNDO LITERALMENTE ASI FUE DURO PERO ENTENDES DE REPENTE QUE TENES TU PROPIO PROYECTO Y ESO TE HACE CRECER AUNQUE EXTRAÑÁS HORRORES VER DOS OJOS CADA MAÑANA QUE TIENEN TU MISMA MIRADA TE HACE PENSAR QUE NADA ES EN VANO DE ESO SE TRATA LA VIDA UN TRONCO Y MIL RAMAS QUE A SU VEZ VAN FORMNDO SUS PROPIOS TRONCOS BESOS

coro dijo...

Lu: yo también recuerdo la primera navidad que pasé sin mis padres y hermanos como un poco triste, pero ya me hice a esto, qué razón tienes, la gente a la que quieres siempre está ahí...Un beso

Patricia:Bueno, cada uno con los suyos pero en Perú no?

Laia: somos "suertudas" de tenerlas tan cerca, verdad? Besos también para ti guapa

Adriana: Muchas gracias. Tu "propio proyecto" es precioso, enhorabuena por tu decisión. Muchos besos

Mamá Carmen dijo...

La navidades son fechas para estar juntos, con la familia más cercana, pero la familia actual es la que formamos mi marido, mis dos hijos y yo. Nosotros decidimos desde el principio "repartirnos" la Nochebuena se celebra en mi casa y el día de Navidad en la de él. Ahora, por circunstancias diversas, yo disfruto la Nochebuena con mis hijos y mi familia y él se queda en casa de su madre (lo ha elegido así él). NO me hace ninguna gracia pero no puedo ir en contra de su decisión, sólo aceptarla y pasarlo lo mejor posible con los míos. El día de Navidad sigue siendo en casa de sus padres y todos juntos.

Ya sólo hacemos ese viaje, Nochevieja y Reyes las pasamos en casa, sólo nosotros.